Esta nueva modalidad consiste en integrar las oficinas, el trabajo remoto y el trabajo en casa; maximizando no solo la productividad de la empresa sino el sentido de pertenencia y satisfacción de los empleados.

Lo que inició como algo temporal por el covid-19 se ha convertido en la nueva modalidad que llegó para quedarse. Se trata de una opción viable para las dinámicas laborales del futuro, pues ya no solo es visto como trabajo en casa, sino como la oportunidad de laborar desde cualquier lugar del mundo.

Las ofertas laborales en LinkedIn se multiplicaron por cinco durante la pandemia y 46 % de los trabajadores remotos planean moverse a un nuevo lugar este año porque pueden trabajar remoto ahora. La gente ya no tiene que dejar su escritorio para expandir su carrera y buscar nuevos horizontes y esto tendrá un impacto gigante en el mundo laboral. Las compañías hoy en día buscan brindar la infraestructura adecuada en contratos, pagos y soluciones financieras para esta nueva generación de trabajadores híbridos que pueden estar en una oficina o en cualquier parte del mundo. Durante el 2022 será imprescindible administrar el capital humano de una forma diferente, gestionar equipos híbridos, contar con culturas organizacionales más estratégicas y cuidar la salud mental en los colaboradores; sin duda estas tendencias representan una oportunidad para reinventarse y ser más competitivos. Además, no hay que olvidar que una de las principales características del liderazgo emprendedor es su capacidad de adaptarse al entorno, disfrutemos el camino y los retos que traerá el próximo año.

Fuente: www.entrepreneur.com/article/396604
www.portafolio.co/