¿Tercerizar o no? ¡he ahí el dilema!

Cualquier tipo de empresa cuenta con la posibilidad de tercerizar muchos de sus procesos. La tercerización de funciones logísticas es una práctica que viene en rápido ascenso, debido principalmente, a que este modelo se reconoce como una opción para disminuir costos operativos, incrementar la eficiencia de las operaciones logísticas o lograr una cadena de suministros más flexible e integrada.

 

En Colombia, la tercerización de la logística ha venido ascendiendo de manera importante. Según cifras de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, ANDI, la industria del outsourcing ha crecido por encima del 60% en los últimos cinco años.

 

Las compañías en general han entendido que la mejor manera de potenciar sus ganancias y ofrecer una calidad más óptima a sus clientes, es concentrándose en el Core de su negocio y poniendo en manos de alguien más, aspectos inherentes, pero no principales de la empresa.

 

El punto de partida para tomar una decisión estratégica de tercerizar se debe centrar en el análisis del estado actual de las operaciones propias, la explotación de sus capacidades y el potencial que tienen. Con base en este diagnóstico se podrá trazar la hoja de ruta para buscar la mejor alternativa de solución que más le convenga a la empresa, a partir de estos escenarios:

 

  • Tercerizar el proceso logístico mediante la figura de un operador logístico,
  • Desarrollar su proceso de manera propia.
  • Hacer una combinación entre el esquema propio y el tercerizado.

 

Cada escenario se considera válido puesto que corresponderá a la estrategia logística definida por cada empresa.

 

En tal sentido, nos podemos preguntar a modo de conclusión: ¿Por qué las empresas deciden contratar Outsourcing Logísticos? Indudablemente para ¡SOLUCIONAR PROBLEMAS!