El 2020 fue un año desafiante para todos los sectores. Muchas compañías sufrieron cambios estructurales y han pasado por retos importantes que incluso hoy deben enfrentar, pero el pasado año dejó varios aprendizajes que se deben tener en cuenta para seguir creciendo de cara a la pandemia y al futuro después de ella.

El área de gestión del talento humano, encargada del recurso más importante, cobra un papel crucial para las organizaciones en el 2021 y debe encabezar la puesta en marcha de las nuevas lecciones aprendidas, enfocándose en los siguientes componentes:

Bienestar organizacional

Cada miembro de tu empresa ha pasado por situaciones distintas a causa del COVID-19, por tanto, tener en cuenta su bienestar físico y su salud es una prioridad.

En la mayoría de casos, tus colaboradores deben compartir un contexto profesional con su espacio privado en casa y tratar de encontrarles un balance. Un buen clima laboral, la comunicación continua y oportuna, así como la flexibilidad laboral, nuevas formas de capacitación y el fomentar actividades de esparcimiento ayudan a reducir la incertidumbre y a evitar trastornos en la salud mental.

Cuidar del bienestar organizacional contribuye, además, a una mayor productividad, un factor crucial para recuperar el ritmo perdido por la coyuntura global.

Tecnología aplicada a las actividades de RRHH

El uso de la contratación electrónica, el aprovechamiento de datos para el mejoramiento del área de Recursos Humanos (Big Data y People Analytics) y el onboarding digital son algunos de las herramientas tecnológicas, impulsadas por la pandemia, que benefician en gran medida las actividades del departamento.

Dichas herramientas favorecen la eficiencia y un mayor desempeño en las tareas al lograr automatizarlas. De esta manera, quienes se encargan de gestionar el talento humano podrán enfocarse en aspectos que requieren un alto grado de atención.

Buenas prácticas laborales

Por último, para lograr ser una empresa resiliente y encaminada al progreso, no se pueden dejar a un lado las condiciones laborales de los colaboradores. Es preciso cumplir con la normativa en materia del trabajo del país y actuar con transparencia. Se debe tener un trato justo con cada colaborador en los procesos de contratación, en la definición de su salario, jornadas de trabajo, reconocimiento de prestaciones sociales, seguridad social, entre otros puntos importantes. El 2021 debe dar cuenta de que las organizaciones tienen claro qué tan influyentes son los miembros de su equipo para su crecimiento.

Fuente: Derechos de autor Grupo Logis