Las empresas de hoy, se enfrentan a transformaciones en sus esquemas logísticos actuales debido a la globalización de los mercados y a las crecientes exigencias de los clientes y consumidores.

En tal sentido, las empresas en Colombia requieren que sus Operadores Logísticos concentren sus esfuerzos en crear propuestas de valor que superen los estándares tradicionales en la prestación de servicios y demuestren su personalidad y experiencia en tres aspectos fundamentalmente:

 

1. INNOVACION
• Creando ofertas de valor segmentadas y diferenciadas para cada cliente.
• Desarrollando nuevos servicios de valor agregado personalizados o customizados para cada empresa y, cumpliendo la normatividad exigida para cada industria.
• Integrando servicios desarrollados en una única solución costo-efectiva para la empresa.

 

2. FLEXIBILIDAD
Para realizar cambios inmediatos al menor costo posible, garantizando competitividad, altos estándares de cumplimiento y de servicio hacia los clientes. Un ejemplo claro de esto son las exigencias en cuanto a:
• Tiempos de respuesta cada vez más cortos.
• Pasar de manejar la operación en cajas completas, a cajas con sub-empaques utilizados a nivel de unidad de venta.
• Actividades adicionales como la recolección del dinero y documentación.
• Volúmenes de entrega cada vez mayores.
• Nuevos esquemas de entrega a domicilio.
• Recolección de las devoluciones: precisión, control y en el menor tiempo posible.
• Entre otros.

 

3. EXPERIENCIA + INTEGRADOR DE SERVICIOS:
Se requiere el diseño de soluciones logísticas y una oferta de valor que ofrezca:
• Experiencia
• Portafolio de servicios integrados
• Especialización
• Soporte global
• Plataformas de tecnología unificadas
• Resultados tangibles más allá de lo básico que hoy puede ofrecer un operador logístico.

 

En conclusión:
“Las Compañías quieren un socio estratégico con quién crecer y ser eficientes en el corto y mediano plazo, quieren servicio y por último quieren soluciones controladas al menor valor costo – beneficio.”