Trabajo Híbrido: ¿Por qué implementarlo en tu empresa?

14 December, 2023

La conciliación, un elemento clave que es indispensable para establecer esta nueva modalidad.

Hoy en día, el modelo híbrido de trabajo es una opción que permite que el trabajador pueda desempeñar sus tareas tanto dentro como fuera de la oficina.

La transición a un modelo de trabajo híbrido se ha ido desarrollando en muchas organizaciones durante varios años. La aparición de nuevos modelos de negocio y los avances en la tecnología, desde los teléfonos inteligentes hasta el almacenamiento en la nube, han hecho posible que la modalidad de trabajo híbrida sea una realidad.

Actualmente, muchos profesionales tan solo necesitan un portátil y un dispositivo móvil con conexión a internet para desempeñar su actividad laboral. Por otro lado, los modelos híbridos de trabajo también suponen un importante ahorro tanto para el empleado como para la empresa.

Modelos híbridos de trabajo: tipos y características

Hay diferentes modelos híbridos de trabajo, según las necesidades empresariales.

  • Trabajo híbrido flexible: El empleado elige, según sus prioridades, su ubicación y las horas de trabajo.
  • Trabajo híbrido fijo: La empresa es la que establece los días y horarios que debe cumplir el trabajador tanto en la oficina como en remoto.
  • Trabajo híbrido de oficina: La mayor parte del tiempo, el empleado realiza su trabajo presencial en la oficina. Sin embargo, puede compatibilizarlo con algún día de teletrabajo.
  • Trabajo híbrido en remoto: Sería lo contrario a la modalidad anterior, puesto que la preferencia sería el trabajo en remoto y, ocasionalmente, el presencial.

¿Cómo se estructura una jornada de trabajo híbrida?

La jornada de trabajo híbrida dependerá, principalmente, de la organización de cada empresa y sus necesidades.

  • Horario partido: La jornada laboral se parte en horario de mañana en la oficina y de tarde en remoto.
  • Reparto de días: Otra opción consiste en hacer un reparto de los días de la semana a conveniencia entre las dos partes. Por ejemplo, siguiendo el modelo 3:2 (3 días en la oficina y 2 en casa), podría establecerse lunes, miércoles y viernes trabajo presencial, y martes y jueves en remoto.
  • Temporadas: También existe la posibilidad de distribuir el tiempo de trabajo en semanas o meses en la oficina o en remoto.

En definitiva, esta propuesta laboral favorece la conciliación entre la vida laboral y personal, y, a la vez, no implica una desconexión total del ambiente de trabajo, lo cual contribuye a mejorar la satisfacción de los empleados y la fidelización del talento.

Fuente: Invitado especial