¿Sabías que preocuparse por desarrollar aquello en lo que se es bueno y delegar o subcontratar las tareas que no son cruciales o no hacen parte de la esencia de la empresa es un planteamiento que siguen adoptando compañías grandes y pequeñas con gran éxito?

En efecto, el avance continuo de servicios de tipo BPO para las empresas, muestra que Colombia tiene un potencial muy grande en el desarrollo e impulso de estas cinco tendencias del outsourcing, lo cual le permitirá al país alcanzar mayores estándares de desempeño y competitividad nacional e internacional:

1. Asociatividad:

Es una estrategia que busca agrupar distintas empresas de un sector específico, cuya actividad esté relacionada, para que trabajen de forma colaborativa y logren así un beneficio mutuo.
El trabajo asociativo ha contribuido de manera importante en el crecimiento constante y la consolidación de la industria en el país. “Las empresas asociadas logran mayor productividad, dado que son más activas y tienen más herramientas de conocimiento e innovación para mejorar sus procesos”.

2. Disrupción e innovación en la atención al cliente:

La gran cantidad de información que abarrota la red, además de los distintos canales de comunicación con que se cuenta (blogs, redes sociales o portales especializados, entre otros) y gracias al uso de tecnologías cada vez más accesibles y populares, ha permitido que el consumidor pase de ser un cliente pasivo a uno que demanda un trato diferente.
Ahora no solo es comprador, sino que tiene la capacidad de hacer que otros también lo hagan (o dejen de hacerlo), se ha convertido en un influenciador.

3. Humanización de la robotización:

La búsqueda de eficiencia y de optimización de tiempo y dinero lleva a la automatización de los procesos operativos en las compañías. Encontrar el perfecto equilibrio entre máquinas y colaboradores será uno de los objetivos claves para las empresas de hoy.

4. Big data:

Busca aprovechar la inmensa recolección de datos de los clientes: identidad, hábitos, estadísticas, por nombrar solo algunos, y desarrollar la capacidad de darles un uso adecuado para la formulación de estrategias, consecución, fidelización y retención de clientes, reingeniería y reestructuración de procesos y todo lo que haga falta para brindar una mejor experiencia en el servicio prestado.

5. Servicios de logística diferenciados:

El mercado requiere que se hagan ofertas de valor segmentadas y diferenciadas para cada cliente. Desarrollar nuevos servicios de valor agregado personalizados o customizados para cada empresa y, cumpliendo la normatividad exigida para cada industria.

A modo de ejemplo:
• Las condiciones de entrega pactadas con los clientes determinarán qué tan cerca se debe estar de ellos.
• Los nuevos hábitos de compra incidirán sobremanera en el proceso logístico que se pone en marcha desde que el consumidor hace click en su dispositivo hasta que llega a sus manos (e-commerce).