El contexto actual ejerce en todos nosotros incertidumbre y estrés que se traslada a diferentes ámbitos de la vida, y el trabajo no es una excepción. Poder realizar una correcta promoción, gestión y mejora del bienestar laboral es fundamental para mantener la salud de los trabajadores y por lo tanto, de las organizaciones.

Los miedos lógicos frente a la crisis sanitaria así como las restricciones vigentes para disminuir los contagios, se suman al proceso de digitalización que atraviesan muchas organizaciones en la actualidad. En este escenario es fácil descuidar la salud propia y la de nuestros colaboradores.

¿Qué es el bienestar laboral?

En recursos humanos, el bienestar laboral es un concepto que se relaciona íntimamente con la seguridad e higiene en el trabajo. En líneas generales se trata de diferentes medidas, políticas y programas que implementan las empresas con el fin de contribuir a mejorar la calidad de vida de sus trabajadores.

Independientemente de cuestiones objetivas que atañan al desempeño profesional, como pueden ser la cantidad de horas semanales, el grado de responsabilidad y la percepción salarial, existen otros elementos un tanto más subjetivos que impactan directamente sobre la performance de los empleados. Ya sea positiva o negativamente.

Bienestar laboral es en sí un término abarcativo que contempla desde la comodidad de las instalaciones hasta la posibilidad de ofrecer actividades recreativas fuera de horario laboral. Todo con el fin de hacer de la experiencia del trabajador, llevadera y satisfactoria.

Bienestar laboral en las organizaciones

El bienestar laboral en las organizaciones y empresas es un factor clave, básicamente porque (como sucede como muchas otras cuestiones en recursos humanos) aunque no exista como tal, está presente.

Esto significa que el bienestar laboral aunque no esté planteado explícitamente es un algo que todos los miembros de una empresa logran percibir, ya que forma parte integral e indivisible de su cultura.

Por este motivo, siempre es mejor cuidar de este aspecto y tenerlo bajo control, de manera tal que opere en beneficio de trabajadores y managers por igual. Lo más interesante de implementar programas de bienestar laboral en teletrabajo (o en forma tradicional) es que esto se traduce en beneficios casi inmediatos.

Algunos motivos por los que vale la pena ejercitar el bienestar laboral en tu empresa son:

Sirve para crear comunidad

Cuando un empleado es visto como una persona fuera de lo profesional, es decir apreciado en su totalidad y humanizado, este sentimiento refuerza la confianza que pueda tener con pares, superiores y con la empresa en sí misma.

Recibir capacitación constante, contar con motivación adecuada, tener espacio para expresar ideas y crecer, son elementos fundamentales para cualquier persona.

Disminuye la deserción laboral

Es sabido que el dinero no puede comprarlo todo, es por eso que existe lo que se conoce como “salario emocional”. Por más que un trabajador reciba una retribución cuantiosa, si su salario emocional es decir su bienestar laboral no es óptimo, difícilmente la relación se mantenga a largo plazo. El impacto en la vida personal que puede tener el trabajo en la salud emocional de un empleado es en la gran mayoría de los casos, un factor determinante para decidir cambiar de empleo.

Mejora las habilidades profesionales

Es imposible entender o concebir, entender y hasta evaluar el desempeño de un empleado considerando solamente el aspecto formal. Dentro y fuera de las organizaciones, las habilidades interpersonales y hasta la inteligencia emocional hacen la diferencia cuando hablamos de formar vínculos de cualquier tipo. Y esto es justamente algo que los programas de bienestar laboral mejora sensiblemente.

¿Qué son los programas de bienestar y cómo hacer uno laboral?

Un programa de bienestar laboral puede tener tantas formas y aristas como empresas hay, ya que este tipo de políticas íntimamente relacionadas con la comunicación interna, están ligadas directamente con la cultura de las empresas. Y como sucede con las familias, cada empresa “es un mundo.”

En líneas generales un programa de bienestar laboral podría entenderse como una hoja de ruta o un guión que obligadamente tiene que contemplar los siguientes elementos para poder funcionar correctamente y contribuir en manera positiva a la salud de los trabajadores.

Conoce a tu plantilla

Para poder implementar un programa de bienestar dentro de tu empresa debes ser capaz de generar actividades que les interesen a tus empleados y para eso lo mejor es preguntarles directamente. Esto puede ser mediante una encuesta anónima, una reunión informal o un buzón de sugerencias.

Desarrolla una estrategia

Para que un programa de bienestar funciones es importante volcar en un documento los aspectos que se tendrán en cuenta, como ser objetivos del programa, presupuesto y duración. Una vez detallado en forma interna, es importante por supuesto comunicarlo debidamente a toda la organización.

Medir el impacto

Difícilmente podamos saber si nuestra estrategia funciona si no contamos con el feedback de los trabajadores. Para eso, es fundamental realizar mediciones periódicas del grado de satisfacción de los trabajadores no solo en general, sino con las actividades planteadas.

Ejemplos de actividades de bienestar laboral en teletrabajo

En el trabajo tradicional, pensar en actividades que impacten positivamente no solo es más sencillo sino que ofrece mayores posibilidades. A pesar de que es una forma segura y flexible, el teletrabajo presenta desafíos únicos debido a las limitaciones espaciales propias de no poder trasladarnos ni agruparnos de un lugar a otro.

A pesar de esto, existen formas amigables con la virtualidad de generar actividades de bienestar laboral en modalidad de teletrabajo.

1.     Generar desafíos virtuales

Puede tratarse de cumplir objetivos laborales o lúdicos. Enviar un mail semanal a diferentes trabajadores, equipos, áreas o a toda la plantilla con una meta a cumplir durante un período de tiempo que tenga una debida recompensa, es una buena idea para motivar a tus empleados.

2.     Implementar un programa de coaching

Pueden ser mentorías con otros colegas, superiores o formadores de otras empresas o instituciones. Los programas de coaching son personalizables y contribuyen en gran manera no solo a mostrar que valoramos la ambición profesional de nuestros empleados sino que estamos dispuestos a nutrir este aspecto en forma activa.

3.     Apuesta por la diversión en línea

Sin contacto estrecho y con distancia social. Los juegos colaborativos en red son una excelente forma de generar que los diferentes trabajadores se vinculen y formen lazos fuera del ambiente laboral. Ya sea desde una consola, ordenadores o desde el móvil, incentivar la creación de equipos para juegos on-line es una excelente iniciativa para mejorar el bienestar laboral.

4.     Adopta actividades de wellness en remoto

La salud no es solamente “no estar enfermo” sino prevenir la aparición de malestares. Aunque las empresas y quienes gestionan recursos humanos no son médicos, pueden generar cambios positivos en la salud de sus empleados con la introducción de actividades en línea en este sentido, como pueden ser yoga o meditación.

¿Cómo se logra el bienestar laboral en teletrabajo?

De por sí, el teletrabajo tiene cuantiosos beneficios sobre los trabajadores y las empresas, gracias a la flexibilidad y a la libertad en lo que respecta a horarios. Los problemas sin embargo, emergen cuando el teletrabajo se convierte en casi una obligación por no disponer de las oficinas tradicionales ni contar con espacios de recreación fuera de casa.

En este escenario el riesgo de burnout es alto, ya que todos los miembros de una organización pasan demasiadas horas frente al ordenador y, sin autodisciplina, es muy fácil que se desdibujen los límites entre la vida personal y la vida laboral.

Afortunadamente existen maneras en las cuales desde las empresas es posible incentivar a los trabajadores para que tengan una correcta “higiene mental”.

Desalentar las comunicaciones fuera de hora

No solamente se trata de no conectar con los empleados una vez que se han desconectado, sino de no responder a mensajes que se reciban por parte de ellos en horario no laboral. Esto contribuye a generar un hábito y por lo tanto una cultura donde la rutina laboral ordena y organiza la vida personal.

Incentivar los breaks para almorzar bien definidos

Por falta de costumbre o por comodidad, existen quienes desde casa pierden valiosas horas de trabajo en la cocina que luego deben compensar y otros que directamente no incurren en almorzar. Ambos comportamientos afectan no solo el desempeño sino la salud, por eso una buena idea es fijar un horario de corte de común acuerdo para incentivar este aspecto.

Controlar las tareas sin invadir la privacidad

Las empresas están en derecho de poner monitorear las actividades de sus trabajadores, saber si cumplimentan sus objetivos y cómo gestionan su tiempo, pero esto nunca debe sobrepasar los límites de su privacidad ni vida personal y de hecho así lo establece la ley de teletrabajo.

Bienestar laboral y productividad en teletrabajo

El bienestar laboral en el teletrabajo y la productividad en teletrabajo son dos elementos que no pueden entenderse por separado. Trabajar dentro de casa, sobre todo para aquellos que no tienen el hábito o se encuentran en empresas en proceso de digitalización, puede ser un verdadero desafío.

La falta de una rutina que se sienta rigurosa, como sucede cuando debemos trasladarnos a la oficina, de contacto humano, y la posibilidad de distraernos con nuestros convivientes, afectan al bienestar laboral y por lo tanto a la productividad.

En el sentido contrario, el sentimiento de pertenencia, contención, sentir que no solo se trabaja para percibir un salario sino  que se forma parte de algo “más grande”, en trabajo tradicional y en teletrabajo se traducen directamente en el aumento de la performance de los empleados.

Cuestionario de bienestar laboral en teletrabajo

Para saber si los empleados se encuentran a gusto y el ambiente laboral, una buena iniciativa es la de implementar un cuestionario que puede ser anónimo (dependiendo de la situación y políticas de empresa) en el cual en una escala del 1 al 10 o indicando con colores, los integrantes de una organización puedan reflejar cómo se sienten:

Algunas preguntas que son interesantes de incluir pueden ser:

Actualmente en mi trabajo siento….

  • Intranquilidad
  • Tranquilidad
  • Impotencia
  • Vigorotencia
  • Malestar
  • Bienestar
  • Desconfianza
  • Confianza
  • Incertidumbre
  • Certidumbre
  • Confusión
  • Claridad
  • Desesperanza
  • Dificultad

En mi trayectoria laboral, las áreas donde siento frustración son…

  • Mi rendimiento profesional
  • Mi capacidad de gestión de mi carga de trabajo
  • La calidad de mis condiciones de trabajo
  • Mi autoestima profesional
  • La cordialidad en mi ambiente social de trabajo
  • La conciliación de mi trabajo con mi vida privada
  • Mi confianza en mi futuro profesional
  • Mi calidad de vida laboral
  • El sentido de mi trabajo
  • Mi acatamiento de las pauta

El bienestar laboral es sin duda alguna una pieza fundamental en la gestión de recursos humanos y un aspecto que no debe ser relegado a un segundo plano si se quiere formar equipos cohesivos que conquisten metas en manera eficiente y productiva.

¡Admisnitrar el capital humano en tu empresa para mejorar tus procesos y la eficiencia de tu organización es posible y puedes empezar hoy mismo!

Fuente: https://factorialhr.es/blog/bienestar-laboral-teletrabajo/